¿Buscas información sobre 8 condiciones que puedes tratar con homeopatía? Aquí tienes la respuesta.

8 condiciones que puedes tratar con homeopatía

La homeopatia es una medicina complementaria que nació en 1770 y a la cual se suman cada día más y más adeptos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los medicamentos homeopáticos no pueden tratar cualquier afección. Por ello, vamos a ver cuáles son las 8 condiciones que puedes tratar con homeopatía aunque, en última instancia, será tu médico quien determine qué procedimiento seguir.

¿Qué se puede tratar con homeopatía?

La homeopatia tiene presente tanto el cuadro de síntomas de determinada enfermedad como las señales concretas que muestran las personas que sufren alguna dolencia por lo que no se puede generalizar, pero hay algunas enfermedades en las que es más común recurrir a medicamentos homeopáticos que en otras. Vamos a ver cuáles:

  1. Enfermedades relacionadas con las vías respiratorias: las gripes, los constipados, la bronquitis, la sinusitis o el asma son algunas de las patologías de carácter infeccioso o alérgico que pueden ser tratadas con homeopatía.
  2. Problemas oftalmológicos: la conjuntivitis o los orzuelos de repetición o recurrentes son algunas de las dolencias que la homeopatía puede paliar.
  3. Enfermedades relacionadas con los órganos reproductores femeninos: el dolor menstrual, el síndrome premenstrual o los problemas de fertilidad pueden ser tratados con esta medicina alternativa que, además, es muy positiva durante el parto, el post-parto y la lactancia puesto que no tiene efectos secundarios y es muy segura. Asimismo, la homeopatía es muy recomendada durante el embarazo para tratar las patologías que pudiesen aparecer.
  4. Problemas relacionados con la piel: los medicamentos homeopáticos pueden curar el acné juvenil, la rosácea, los herpes simples o las verrugas entre otros problemas dermatológicos.
  5. Enfermedades relacionadas con el aparato digestivo: si padeces estreñimiento, diarrea, gingivitis o gastritis debes saber que el médico puede recetarte este tipo de fármacos.
  6. Enfermedades cardio-vasculares: también pueden ser tratadas así la hipertensión arterial, las palpitaciones o las varices y la pesadez de piernas, entre otros problemas venosos periféricos.
  7. Enfermedades relacionadas con los músculos o el esqueleto: artrosis, artritis, esguinces o cualquier otro tipo de dolencias deportivas.
  8. Otros problemas que también pueden ser tratados con homeopatía: las migrañas, la ciática, el insomnio, la depresión o el estrés son otros problemas de salud que pueden ser curados con homeopatía y, respecto al cáncer y al post-operativo, la misma solo funciona como apoyo.

Para terminar, destacar que este proceso curativo alternativo es más respetuoso con el organismo que la alopatía, lo que explica que su uso haya crecido en los últimos años y, ahora que ya sabes cuáles son las 8 condiciones que puedes tratar con  homeopatía, no le des más vueltas. Si tu médico se muestra a favor de estos tratamientos, ¡no vas a tener de qué preocuparte!



Deja un comentario